En examen de manejo las señales de tránsito son el tema más exasperante de estudiar. Pero hay varias estrategias para facilitar el aprendizaje sin ningún problema. Como siempre es necesario un poco de dedicación, pero con los siguientes recursos podrás avanzar y prepararte apropiadamente para tu examen, tanto escrito como práctico.

Es importante saber que cada estado en USA rige su normativa de señales de tráfico con un Manual Sobre Dispositivos Uniformes de Gestión del Tráfico. Y pueden usar 1  de 3 versiones: internacional, nacional o estatal. California es uno de los estados que hace uso de una versión estatal, el cuál tiene mas de 1400 páginas.

Aprender el manual sería asombroso, pero muy poco práctico. El propósito del manual es regular las señales de tránsito en el estado, mientras que un conductor promedio solo necesita saber cómo interpretar y obedecer dichas señales.

Cada señal de tránsito tiene su significado único, pero todos están diseñados para que un conductor pueda avistarlos y comprenderlos en muy poco tiempo. Primero debes fijarte en el color, luego la forma y finalmente en la o las figuras en cada señal.

Cada color tiene significados en particular. Por ejemplo, el azul y el verde suelen ser guías que te avisan de cosas como cuantas millas faltan para llegar a una ciudad específica, si estas en camino a un aeropuerto, alguna zona de descanso próxima, etc.

Los signos de color amarillo son muy importantes porque son una advertencia con algún obstáculo o elemento más delante de su localización. Las señales más tradicionales tienen forma de rombo y las figuras indican con flechas sobre curvas peligrosas,  carriles adicionales, intersecciones, otras señales de tránsito, etc.

Las señales de color blanco y negro por lo general tienen instrucciones escritas y a veces vienen con imágenes y flechas para facilitar la comprensión. A menudo indican cosas como si una calle es de un solo sentido (y cual sentido es este), límites de velocidad, no bloquear una intersección o prohíbe rebasar a otros conductores en un área determinada.

Las señales con un circulo y una línea rojas sobrepuestas sobre alguna otra señal son una clara prohibición de dicha acción (tal como “prohibido girar en U”). Las señales anaranjadas por otro lado son para indicar zonas en construcción más adelante.

El siguiente paso después de reconocer los colores es memorizar cada señal. Sin embargo, el ejercicio de memorización debe ser práctico.  Un error común en estos casos es asociar cada señal con su definición rígida. En cambio, conforme vayas aprendiendo cada símbolo, simula que estas conduciendo y encuentras una señal de tránsito y trata de explicar que busca advertirte.

Uno de los mejores recursos que puedes conseguir por el internet son las pruebas de práctica. Las puedes encontrar tanto en inglés como en español y funcionan tanto para poner a prueba tus conocimientos como para reforzar tus conocimientos.

Dos sitios excelentes para empezar son https://www.driverknowledge.com/driving-tests/, la cual está en ingles pero es extremadamente completa y la segunda es examen de manejo señales la cual está en español.

Cuando utilices estas páginas, recomiendo que repitas las pruebas varias veces, ya que las preguntan cambian cada vez, y te dan varios consejos e información certera en cada momento ya sea que estés en lo correcto o te equivoques.

Recuerda que las en el examen de manejo las señales de tránsito pueden variar y no ser las mismas que en estas pruebas, así que apoyar estas  estrategias garantizará el éxito en la prueba escrita.

Ahora en la práctica es recomendable que actúes como el copiloto de una persona licenciada y experimentada. Durante el viaje, presta total atención a las posibles señales de tránsito y explica en voz alta al conductor lo que debe hacer a continuación para obedecerlas.

Durante la prueba debes prestar mucha atención. Dado que estarás conduciendo mientras te evalúan, hay una posibilidad de que los nervios te traicionen y pases por alto una señal. Por eso es importante que vayas a una velocidad cómoda y te de tiempo de registrar y seguir las instrucciones de todos los avisos del camino.

Recuerda que el buen conductor es el conductor cauteloso. La prueba de conducir no aprueba solo a aquellos conductores talentosos sino a todos que demuestren conocimiento y competencia en las habilidades de conducir. Y eso no tiene que ver con quien es más audaz o hábil para conducir rápido.

El consejo más importante es este: obedecer las señales de tránsito NO es opcional. Todas ellas se encuentran posicionadas rigurosamente para ayudarte a ti y todos los conductores a mantener las vías seguras. Si tienes dificultades para aprender su significado, no te apures. Busca  a alguien con experiencia que te ayude y verás cómo es más sencillo de lo que crees.

El buen conductor es precavido y atento. Tu seguridad y la de los demás es invaluable. Y siempre y cuando sigas las señales, todo saldrá de maravilla.

©2021 driverknowledge.com

Log in with your credentials

Forgot your details?